CALI SERA UNA CIUDAD LIBRE DEL HAMBRE

A partir de Hoy Cali cuenta con una política pública de Seguridad Alimentaria y Nutricional luego de su aprobación en el Concejo Municipal, lo que garantizará una Cali sin hambre en los próximos 10 años.

Serán más de 726 mil millones de pesos los recursos económicos que se aseguran para fortalecer programas de seguridad alimentaria como los liderados por la Comisión Arquidiocesana, Vida, Justicia y Paz, a través de los comedores comunitarios que operan en comunas y corregimientos en 475 espacios destinados para alimentar a más de 57 mil personas diariamente.

Para el director de la Pastoral Social, Comisión Arquidiocesana, Vida, Justicia, y Paz, Padre Fray Francisco Nel Leudo, el Concejo de Cali, hizo su mejor gol de la historia al sacar adelante esta política que valida la acción espontánea que venía haciendo la comunidad, la sociedad civil y la Iglesia a través de la implementación de los comedores comunitarios”

“El Concejo de Cali, acaba de hacer el mejor gol con la aprobación de la Política Publica de Seguridad Alimentaria que validará la acción espontánea que venía haciendo la comunidad, la sociedad civil y la Iglesia a través de la implementación de los comedores comunitarios y que responde a los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, a la política Presidencia  y a nuestro propósito desde la Iglesia,  que todos mitiguemos el hambre” indicó el jerarca, quien viene liderando este programa en forma conjunta con la Alcaldía Municipal.

La Arquidiócesis de Cali y la Administración Municipal celebran conjuntamente la aprobación de esta política pública porque n despeja el panorama desalentador del hambre en la ciudad y fortalece en especial el programa de Seguridad Alimentaria y Nutricional que se lidera con los comedores comunitarios. Estos serán algunos de los beneficios que traerá la nueva política al programa: Se fortalecerá la cobertura en asistencia alimentaria para la población vulnerable en Cali; Se generarán acciones de intervención psicosocial para acompañar a los beneficiarios y gestoras en la superación de las causas de vulnerabilidad; Se fortalecerá la relación Estado- Sociedad civil en los territorios y se contribuir al fortalecimiento del tejido social comunitario

Adicionalmente, según la Secretaria de Bienestar Social, Carolina Campo Ángel, “Con esta política más de 350 mil personas tendrán acceso al consumo de alimentos, al fortalecerse los canales de producción, distribución y comercialización de los alimentos, como también al aprovechamiento de los mismos, a la incorporación de una Central de Abastecimiento, así como al control de precios, entre otros aspectos”-

La Política Pública de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional es la culminación de un esfuerzo de más de 10 años, por parte de la administración y las organizaciones relacionadas con el tema para dotar al Municipio con herramientas y acciones que puedan garantizar la seguridad alimentaria en términos de disponibilidad, acceso, consumo, calidad y utilización biológica de los alimentos, en especial de las poblaciones más vulnerables, expresó a su turno, Roger Nick Salamado, coordinador del programa de Seguridad Alimentaria del Municipio.

Resaltó también el gran aporte que le hará a la ciudad, cuando la Capital del Valle, de manera creciente, se ha convertido en el epicentro receptor de las migraciones del conflicto armado y de las familias venezolanas que engrosan los sectores donde hay pobreza y pobreza extrema y con la Política Pública se garantizará el mínimo vital de alimentación diaria que necesita una persona, puntualizó.

La Política Pública de Seguridad Alimentaria y Nutricional se financiará de acuerdo a la disponibilidad de recursos propios ajustándose a los techos de inversión del Plan Financiero del marco fiscal de mediano plazo de la Administración de Santiago de Cali, y en especial con los organismos misionales que dentro de sus competencias contemplen temas de esta política pública. Se proyecta un presupuesto en el decenio por un total de $726.089.532.236

Esta política fue aprobada inicialmente a través de la comisión de Plan y Tierras del Concejo de Cali a través del Proyecto de Acuerdo 105 y el pasado 19 de diciembre por la Plenaria del Concejo.

POR QUÉ CALI NECESITA UNA POLITICA PUBLICA ALIMENTARIA

  1. En Cali, aproximadamente 375.000 personas no cuentan con recursos económicos para bienes alimentarios y no alimentarios, Fuente DAPM Cali en Cifras, 2017.
  • El 34,9% de la población vive inseguridad alimentaria.
  • El 53,6% de la población presenta exceso de peso.
  • El 3% de Desnutrición se vive en menores de 5 años y el 36,4% de las mujeres gestantes tienen malnutrición.
  • La mayoría de personas con vulnerabilidad alimentaria son mujeres, niños, niñas y adolescentes.
  • El 31% con vulnerabilidad alimentaria son afrodescendientes, una cifra importante teniendo en cuenta que los afros representan el 26,2% de la población en Santiago de Cali.
  • La mayoría de población adulta cuenta con bajos niveles de escolaridad, situación agravante porque la aleja de la inclusión en el mercado laboral.
  • El 67% de la población con vulnerabilidad alimentaria se encuentra en el Distrito de Aguablanca y ladera.

LOGROS DE LA POLITICA DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

  • El logro de la Soberanía y la Seguridad Alimentaria en Santiago de Cali se obtiene garantizando una producción sostenible, con justa rentabilidad para los productores locales y regionales, con disminución en la pérdida y desperdicio de alimentos, que genere y sostenga una provisión suficiente y accesible de alimentos.
  • La Provisión de condiciones sociales y económicas necesarias para acceder a una dieta completa diariamente, y la superación de la exclusión y la marginalidad de las personas en condiciones de vulnerabilidad especialmente de los niños, adultos mayores, madres gestantes y niños lactantes.
  • Hábitos alimentarios como ejes de la prevención de enfermedades crónicas no trasmisibles, mediante la adquisición de competencias y conocimientos de prácticas saludables en elección, preparación, conservación y consumo de dietas adecuadas con autocuidado.
  • Desarrollo de acciones encaminadas a garantizar la máxima seguridad posible de los alimentos tanto en manipulación como en las prácticas agrícolas, en todo el sistema alimentario de tal manera que de manera constante se propenda y se proteja la salud.
  • Se identificará y se realizará seguimiento permanente a los riesgos y alteraciones nutricionales y las intervenciones para su superación, incluyendo el saneamiento básico, es necesario el uso adecuado de los alimentos y el agua y el reconocimiento de sus propiedades nutricionales en fomento la preservación de la salud.
  • Generar, transferir, valorar y hacer uso eficiente del conocimiento en todos los componentes de la soberanía y seguridad alimentaria mediante un enfoque multidimensional y de coordinación, que desarrolle procesos de impacto social en la región.
  • Provisión de condiciones sociales y económicas necesarias para acceder a una dieta completa diariamente, y la superación de la exclusión y la marginalidad de las personas en condiciones de vulnerabilidad especialmente de los niños, adultos mayores, madres gestantes y niños lactantes, se busca fomentar el empleo, las fuentes de ingreso, el fortalecimiento de procesos productivos y de los medios institucionales y sociales para garantizar el acceso a una canasta básica alimentaria.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo podemos ayudarte?